Llega la Patente Comunitaria

Con la nueva propuesta sobre el régimen de traducción de la patente de la UE (01/07/2010), la Comisión Europea ha dado el último paso necesario para hacer la Patente comunitaria una realidad. Una patente que será válida en todo el territorio de la Unión y que nace con la vocación de solventar los principales problemas derivados del sistema actual:

  • Protección, la patente europea es unitaria únicamente hasta su concesión, a partir de ese punto se divide en varias patentes que abarcan únicamente los países designados por el solicitante de entre los treinta y siete países disponibles (los veintisiete Estados miembros más otros diez países europeos).
  • Coste, el coste de conseguir una patente europea es aproximadamente diez veces superior al de hacerlo en EEUU y la mayor parte de este gasto corresponde a los costes de traducción que deben asumir para registrar la patente en los Estados seleccionados.
  • Heterogeneidad, la coordinación en políticas de patentes es prácticamente inexistente entre los Estados, hasta el punto de que en algunas patentes objeto de litigación han obtenido resultados diferentes en distintos países.
  • Freno a la I+D+i, la complejidad de registrar y proteger patentes en muchos países supone un lastre para los solicitantes que incide especialmente en los emprendedores e innovadores.

Las nuevas Patentes Comunitarias se examinarán y concederán en una de las lenguas oficiales de la OEP (inglés, francés o alemán), y una vez publicada en las tres lenguas oficiales servirá como documento único y vinculante para todo el territorio de la UE.

De esta forma la patente será válida en los 27 estados miembros y sus costes inferiores a los 6.200€ (de los cuales solo el 10% corresponderán a traducciones).

Este nuevo sistema ofrece un marco jurídico único, abarata las patentes y hace le proceso más eficiente, creando un mercado único en el ámbito de las patentes. Un modelo de patente europea que dinamizara la actividad en este ámbito beneficiando especialmente a las compañías jóvenes e innovadoras.

Para más información: http://ec.europa.eu/internal_market/indprop/patent/index_en.htm

Cooperación internacional: nuestra propia experiencia

Mucho se pide pedimos a las empresas de nuestro alrededor que tienen que cooperar con otros y, además, hacerlo en el extranjero. Y este mensaje, es difícil de transmitir si la empresa no está concienciada. Es decir, las palabras, para el que no lo ve claro, son vacías. Pueden ver los beneficios pero se centran en los perjuicios. Por eso, intentamos poner ejemplos de otras empresas. Pero siempre puede tener matices. O, mejor dicho, siempre encontramos una buena excusa para evitarnos el cambio, que de primeras, acarrea sufrimiento.

Por eso, hoy no quiero sermonear a nadie si no contaros desde una profunda humildad nuestra experiencia en la colaboración con empresas en el extranjero. En este caso, con consultoras similares a nosotros pero en marcos geográficos diferentes. Así que este post tiene dos funciones: aportaros algo en cuanto a la experiencia vivida y que nos permitáis un poco de desahogo por lo vivido. Contar historias relaja :).

Hace unos años decidimos emprender una camino de colaboración con otras consultoras que trabajen en nuestro mismo campo de gestión de la innovación pero que lo hagan en países diferentes. Más que centrarnos en que pueden ser competencia porque acuden con propuestas a las mismas convocatorias europeas que nosotros, nos dedicamos a tender puentes satisfactorios para los dos.

El principio de esta historia dibuja un paisaje en el que colaborábamos con un solo país (Holanda) con una forma de entender el negocio totalmente diferente y con el que la conversación se veía a veces torpedeada por simples diferencias culturales. Hoy día, el paisaje es muy diferente: colaboramos con 11 consultoras distribuidas por casi toda Europa y no solo recibimos una gran bolsa de proyectos europeos en formación o lanzamos propuestas de manera conjunta a Bruselas sino que ha servido para estimular nuestras neuronas con nuevas ideas y para llevar nuestra relación a un plano estratégico planteando grandes planes de futuro como pueden ser la expansión a Europa de nuestra Red de Business Angels, o el lanzamiento de una nueva sede en un país que todavía no hemos cubierto.

Entremedias de ambos escenarios, el día a día del camino de cooperar. A veces, duro. A veces insatisfactorio. Pero a largo plazo, muy eficiente y gratificante. Los aspectos negativos de cualquier cooperación son infinitos ya que, al final, se trata de relaciones entre seres humanos. Los aspectos positivos también son infinitos, tantos como aristas tiene un ser humano.

Si me permitís desahogarme un poco, os contaré que durante estos años nos ha tocado luchar contra formas diferentes de entender un negocio, con unos clientes y un valor captado por ellos totalmente diferente. Pero la mayoría de las veces las piedras en camino eran más comunes: que uno del norte te grite al teléfono como si estuviese cabreado cuando realmente solo quiere transmitirte unas cuantas buenas palabras, que veas como las expectativas con un socio se diluyen cuando avanza la cooperación, que algún proyecto no salga financiado cuando hay esperanzas en él y la forma de tomárselo no sea la adecuada, que otro se cierre única y exclusivamente a lo que pone en un papel…

Y si me dejáis que me ponga melancólico, os contaré que también es inspirador ver que, a pesar de haber tenido educaciones y ambientes diferentes, al final somos todos casi iguales. O que compartir tu alegría con otros por los proyectos financiados es doblemente positivo. O reírte a carcajadas con las bromas en un restaurante. ¿Por qué no?. Y, al final, los resultados van saliendo.

Lanzo pues desde aquí mi botella, como diría Sting. Con un mensaje claro: cooperar (fuera) compensa. A pesar de que puede no salir bien o que tiene momentos negativos. Y me quedo aquí en la orilla esperándoos por si os animáis a lanzar vuestra propia botella con vuestra experiencia en forma de mensaje.

Lecciones aprendidas sobre la Open Innovation

Ayer tuvo lugar en la Cámara de Comercio de Bilbao una jornada titulada “Cooperación e Innovación: Claves para el éxito en Europa”. Dentro de esta jornada estaba incluida una ponencia de Francesco D. Sandulli, experto en Open Innovation y colaborador de Henry Chesbrough (creador del concepto de Open Innovation) titulada “Lecciones aprendidas: La competitividad basada en la cooperación y la innovación.

Resumimos a continuación algunas de las ideas más interesantes expuestas en esta ponencia y que coinciden totalmente con las lecciones aprendidas en la experiencia que el equipo de Bantec tiene en proyectos relacionados con este concepto:

  • Recientes estudios en EEUU demuestran que las empresas que han adoptado con convencimiento estratégico la Open Innovation han afrontado mejor la crisis económica.
  • Open Innovation es una decisión estratégica y es un error de partida pensar que afecta solamente al ámbito de la I+D+i.
  • Hay muchas empresas en España que están haciendo proyectos puntuales de Open Innovación pero muy pocas lo están aplicando de manera sistemática, esa es la clave para implantarlo con éxito.
  • Antes de pensar en abrir la innovación al exterior, hay que tener sistematizado internamente el proceso de innovación, sino “se estará empezando la casa por el tejado”.
  • Uno de los procesos que más recursos consumen al implantar estrategias de Open Innovation es el filtrado de las ideas, tanto internas como externas. Existen a nivel internacional experiencias de empresas que han optado por apoyarse en terceros para realizar el filtrado para que solamente las ideas más prometedoras llegen a la empresa y se asegure una equidad en el análisis realizado. Un ejemplo muy interesante es el de P&G y NESTA que está explicado en el vídeo siguiente: http://www.nesta.org.uk/areas_of_work/economic_growth/corporate_open_innovation/corporate_open_innovation_challenge
  • Uno de los principales retos en el estado del arte actual es conseguir reducir el horizonte de retorno de la Open Innovation.

Si tu empresa tiene alguna necesidad al respecto, desde Bantec podemos ayudarte!