SIAL premia la innovación de Olus Tecnología

El éxito de la firma tecnológica navarra (participada en un 55% por Barlovento, vehículo inversor de Bantec) en la Feria de París, abre la puerta a la consecución del objetivo de exportar el 80% de su producción

La empresa navarra Olus, con sede en Mutilva, ha sido premiada por su innovadora tecnología en la Feria Internacional de Alimentación, SIAL, celebrada recientemente en París. Olus Tecnología, participada en un 55% por Barlovento (vehículo inversor de la consultora de I+D+i Bantec Group) y un 45% por Sodena (Sociedad de Desarrollo de Navarra), elabora y comercializa pimiento de la variedad Piquillo de Lodosa, asado a la leña y pelado a mano, bajo las marcas “Landare” y “Verolus”. Hablamos de un innovador producto de quinta gama en cuyo proceso productivo Olus emplea la tecnología “Fresh&Tech”.

 E sistema, patentado por la compañía navarra de I+D, se basa en el procesamiento de todo tipo de alimentos por altas presiones (HPP -High Pressure Processing-). Tal y como asegura la empresa, los beneficios que aporta esta tecnología consisten en que no afecta a las vitaminas hidrosolubles, no deteriora nutrientes termolábiles, permite que todo el producto reciba el mismo tratamiento al aplicar la presión, mantiene mejor los compuestos de bajo peso molecular y, al no aplicar calor -la pasteurización se realiza en frío-, logra una textura más consistente y firme. Estas cualidades han sido las que han convencido al jurado de la citada feria internacional de cara a la concesión del galardón.

 El resultado que obtiene Olus es un producto que mantiene las propiedades nutricionales y sensoriales de las referencias en fresco, más natural, sin sal ni acidulantes y con un sabor a leña más intenso. Además, contiene más del doble de la dosis diaria recomendada de vitamina C y casi la mitad de la dosis de vitamina A. Conservado en frío positivo de entre 1º y 4ºC la duración del producto alcanza un año y fuera del frigorífico su duración es de 35 días.

 Los pimientos de Olus se encuentran ya en los establecimientos de la cadena Horno Artesano –propiedad de Berlys-, El Corte Inglés y E. Leclerc, así como en las tiendas gourmet de Lukas repartidas por Guipuzcoa.

 El premio conseguido en SIAL es especialmente relevante dado que el objetivo de la compañía navarra consiste en introducirse en los mercados internacionales más exigentes y en exportar el 80% de su producción. Al acuerdo alcanzado con E. Leclerc para la distribución del producto a través de sus establecimientos, la empresa espera sumar en breve otros con diferentes marcas de distribución en Francia e Inglaterra como Galerías Lafayette y Harrods, con las que las negociaciones están ya muy avanzadas.

El proyecto empresarial ha requerido de una inversión próxima a los tres millones de euros, de los que poco más de un millón de euros corresponde a los préstamos participativos concedidos por Sodena.

 El proceso productivo se inicia con la primera transformación del producto que se lleva a cabo en las instalaciones de José Salcedo Soria, compañía más conocida por su marca ‘El Navarrico’. A continuación, el pimiento es sometido al proceso de pasteurización en frío con la tecnología de Olus. Finalmente, vuelve a la planta de la conservera con sede en el municipio de San Adrián (Navarra), donde se estucha y permanece en cámaras frigoríficas hasta su expedición. El pimiento de quinta gama se comercializa en un envase de cartón que contiene 150 g (el equivalente a dos raciones). Su caducidad alcanza los 35 días, siempre y Olus Tecnología, constituida en abril de 2008, a día de hoy sigue estando participada en un 55% por Barlovento y en un 45% por Sodena (Sociedad de Desarrollo de Navarra). Desde su creación, la vocación de la empresa ha sido la de liderar a nivel internacional actuaciones referidas a la creación de productos de alto valor añadido y generar un polo de investigación centrado en la verdura. En principio, la compañía de innovación ha comenzado con el pimiento, si bien este sistema también es aplicable a hortalizas, frutas, cárnicos, pescados o zumos.

 

La cultura de Responsabilidad Social Corporativa de Bantec propicia el apoyo de la carrera profesional del joven golfista Jesús Legarrea, tercero en la Final del Peugeot Tour

En su afán por el desarrollo de actividades de mecenazgo y Responsabilidad Social Corporativa (RSC), Bantec Group apoya el crecimiento de la emprendedora y prometedora carrera profesional por los circuitos del Viejo Continente del joven golfista navarro, Jesús Legarrea.

Legarrea ha cerrado su participación en 2012 con un tercer puesto en la Final del Peugeot Tour, celebrada en Zaudín Golf de Sevilla, en cuyas instalaciones, al concluir la tercera jornada, concedió la entrevista que recogemos en el siguiente link:

http://www.youtube.com/watch?v=_PFBkwviulY

Los emprendedores pueden obtener hasta un 75% de ayudas a la inversión

Gorka Artola, Director de Bantec Gestión, ha explicado a los asistentes al Taller sobre obtención de Ayudas al Emprendizaje celebrado en el seno de CEBEK Emprende, de una forma práctica, cómo acceder con éxito a las fuentes de financiación capaces de cubrir hasta el 75% de la inversión necesaria para la puesta en funcionamiento de una empresa emprendedora.

La iniciativa CEBEK Emprende apuesta por la consolidación y el crecimiento de empresas de reciente creación en Bizkaia  y busca ofrecerles un espacio donde puedan periódicamente compartir experiencias y tener acceso a conocimiento, tanto online como offline. Desde este foro se organizan las reuniones periódicas dedicadas a diversas materias de interés específico para emprendedores, ya sean primerizos o consolidados.

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”, decía  Albert Einstein, o  “un emprendedor ve oportunidades allá donde otros solo ven problemas”, comentaba Michael Gerber. Imaginación y emprendedurismo son dos valores asociados a Bizkaia, no en vano los últimos datos ofrecidos por Regional Entrepreneurship Monitor, apuntan que un 6,33% de sus ciudadanos en edad de trabajar están involucradas en la creación de nuevas empresas, porcentaje superior a la media de la CAPV (5,29%), del Estado Español (5,15%) y de países como Reino Unido (6,25%), Francia (6,03%) o Alemania (4,47%), pero inferior al de Estados Unidos (11,33%), Australia (13,38%) o Brasil (13,48%).

Emprender es la combinación de un acto creativo con una acción eficaz.  Desde esta óptica el fenómeno de emprender implica tres elementos: el descubrimiento de una oportunidad, la concepción del producto, servicio o proceso que satisfaga la necesidad detectada de forma que permita obtener un beneficio y la puesta en marcha del mismo para convertirlo en resultados.

Para facilitar el desarrollo y la maduración del plan de viabilidad de proyectos empresariales innovadores se dispone de  subvenciones no reintegrables para los gastos de desarrollo del Plan de empresa, asesoramiento personalizado y cursos de formación específicos para las personas promotoras y asesoramiento personalizado y cursos de formación específicos para las personas promotoras.

Según ha explicado el experto de Bantec, Gorka Artola, las ayudas existentes para la puesta en marcha de un proyecto emprendedor se concretan en:
Para los proyectos de I+D, por combinación de ayudas:
Entre el 50% y el 60% del presupuesto de gasto en forma de crédito sin interés.
Entre el 25% y el 15% del presupuesto de gasto en forma de subvención a fondo perdido.
Por creación de empresa de base tecnológica:
Entre el 50% y el 60% del presupuesto de gasto e inversión en forma de crédito sin interés.
Entre el 25% y el 15% del presupuesto de gasto en forma de subvención a fondo perdido.
Deducciones fiscales:
Para proyectos de I+D: Entre el 30% y el 50% del presupuesto.
Para proyectos de innovación tecnológica: Aproximadamente el 15% del presupuesto.
Para inversiones medioambientales: Entre el 15% y el 30% de la inversión.
Para inversiones productivas innovadoras (con numerosos condicionantes): Entre un 25% y un 35% de crédito sin interés.
Por solicitud de patentes: Ente el 40% y el 50% del coste de asesoramiento y solicitud en forma de subvención a fondo perdido.

El fenómeno emprendedor puede ser de dos tipos, aquel que inicia un negocio por cuenta propia repitiendo cosas o actividades que ya se hacen o aquel que trata de innovar, crear, dando respuesta a necesidades latentes no satisfechas hasta ese momento o satisfechas de manera incompleta. El segundo es el que puede tener más riesgos, aunque posiblemente es el más gratificante para la persona emprendedora.

Emprender entraña un riesgo evidente, de ahí que requiera de apoyos que se articulan entorno a programas de ayudas como los instrumentalizados por la Diputación Foral de Bizkaia-Bizkaiko Foru Aldundia bajo el nombre de Sustatu y que se dividen en tres líneas de ayudas, Bideberri (para proyectos empresariales innovadores), Kide (para empresas innovadoras de nueva creación) y Beaz Mintegia (te ayuda a transformar tus ideas en empresas innovadoras, comparte contigo el riesgo que supone lanzarse a esta aventura y te acompaña en todo el recorrido ofreciéndote asesoramiento, financiación y ubicación).

Noticias y documentos de interés

Panel de resultados de innovación de la Unión Europea.

http://ec.europa.eu/enterprise/policies/innovation/facts-figures-analysis/innovation-scoreboard/index_en.htm

Panel de resultados regionales de innovación.

http://ec.europa.eu/enterprise/policies/innovation/policy/regional-innovation/index_en.htm

Presupuestos progresistas en Gipuzkoa para 2013.

http://www.gipuzkoaberri.net/WAS/CORP/DPDOficinaPrensaDigitalWEB/nota/es/383/diputacion-ha-presentado-unos-presupuestos-progresistas-para-2013-como-pasa-hacia-nueva-gipuzkoa

GLEZCO y Bantec informan sobre los beneficios fiscales de la innovación en el taller práctico celebrado en Santander

“Las empresas hacen un uso escaso
de las deducciones por I+D+i”

En España sólo un 5% de las empresas que son consideradas innovadoras (el 20% del total) practican deducciones en el Impuesto de Sociedades por las inversiones que realizan en tareas y proyectos de I+D+i. Bajo esta premisa y con el objetivo de animar a todas las compañías a beneficiarse de las ventajas fiscales que la legislación ofrece, el Departamento Fiscal de GLEZCO, en colaboración con Bantec Group, ha celebrado un taller práctico en Santander.

El objetivo del encuentro ha consistido en proporcionar una visión práctica de las ventajas fiscales de la I+D y de la Innovación Tecnológica, presentar las últimas novedades sobre la aplicación de la política fiscal para 2012 e identificar qué actuaciones, gastos e inversiones de la actividad de la empresa pueden ser entendidas como I+D o Innovación por la Administración Pública.

Por parte de GLEZCO Asesores y Consultores, expertos fiscales de referencia en Cantabria, ha participado el responsable del Departamento Fiscal, Pablo Muñiz, mientras que por el de Bantec Group, consultora especializada en la gestión integral de I+D+i, lo ha hecho su Director, Gorka Artola.

Los expertos han profundizado sobre temas tales como: “en qué consiste la fiscalidad de la I+D+i y qué ventajas puede aportar a la empresa” o “los medios disponibles y el grado de seguridad aportada en cada caso”. En este sentido, se ha definido el concepto de I+D+i para la Administración Pública, cómo distinguir entre lo que es I+D, Innovación o ninguna de las dos, cómo saber si en mi empresa se hace I+D+i, criterios para detectar la I+D+i en la empresa y separarla del resto y a quién pertenece la I+D, cooperación, relaciones cliente-proveedor, etc…

Dado el carácter eminentemente práctico de la jornada, los representantes de GLEZCO y Bantec han explicado cómo documentar la I+D+i a través de la memoria técnica de los proyectos y su justificación en cada ejercicio. Y, por último, han introducido el concepto de “Patent Box”, en qué consiste, qué ventajas aporta a las empresas y las últimas novedades acerca de este incentivo.

“Optimice el pago del Impuesto de Sociedades. Benefíciese de las desgravaciones que permite la actual legislación. Esta es la idea, es el momento de hacerlo”, ha dicho a lo largo de su intervención Gorka Artola, director de Bantec Gestión.

“Para minimizar el impacto impositivo hay que empezar por reflexionar sobre aquellas actividades de I+D o Innovación Tecnológica que estamos desarrollando en el seno de la empresa y todavía no hamos certificado convenientemente de cara a su desgravación en la próxima declaración de beneficios”, ha afirmado Artola.

“Un proyecto, para recibir la consideración de I+D, requiere de la generación de un nuevo conocimiento, es decir, tiene que proporcionar innovaciones o novedades objetivas. En definitiva, debe aportar algún nuevo conocimiento humano en una determinada materia técnica o tecnológica susceptible de ser utilizada para su aplicación en la obtención de mejoras competitivas. Por su parte, una Innovación Tecnológica es algo que sin llegar a ser una novedad mundial, reviste de una cierta mejora las prestaciones de los productos, procesos o servicios existentes en el mercado. En este caso la novedad tiene un carácter más subjetivo”, ha definido el experto de Bantec.

Informes Motivados, seguridad jurídica y documental

Apoyarse en expertos en la materia puede resultar una buena idea, ya que le podrán ayudar tanto a desarrollar dicha reflexión, como a tomar las decisiones convenientemente informadas y a conseguir los certificados oportunos (los Informes Motivados, necesarios desde 2008) con el fin de garantizar documentalmente la seguridad jurídica de sus desgravaciones.

Para responder positivamente a cualquier interpelación de Hacienda sobre las deducciones practicadas, las empresas tienen que disponer de los justificantes legales que aporten la máxima seguridad jurídica reconocida por la legislación, los Informes Motivados, necesarios desde 2008.

Estos son vinculantes para la Administración Tributaria. Consisten en la calificación de las actividades de I+D+i y sus gastos asociados y permiten superar la incertidumbre e inseguridad jurídica. En el Territorio Común, quien gobierna esta cuestión es Hacienda a través del Ministerio de Economía y Competitividad, si bien otra vía aceptada para su obtención es recurrir al CDTI (Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial) dependiente del propio Ministerio de Economía y Competitividad.

Las deducciones cayeron un 11,2% el último año

Bantec Group constata que 2 de cada 3 empresas innovadoras vascas no solicitan los beneficios fiscales por I+D+i

De las 75.096 empresas con actividad en Euskadi, 16.681 empresas se acogieron a incentivos fiscales en el Impuesto de Sociedades el último año y de éstas 3.500 se dedujeron en conceptos tales como I+D o Innovación Tecnológica. Dado que el porcentaje de empresas vascas que reciben la consideración de innovadoras según Eustat es del 14,5%, es decir, 10.888, podemos deducir que sólo el 32,14% del total de éstas se benefician fiscalmente de sus respectivas actividades innovadoras, porcentaje que cae hasta el 20,98% si lo comparamos con las empresas que se acogen a incentivos fiscales y al 4,66% sobre el total de empresas con actividad en Euskadi.

De los 505 millones de euros invertidos en I+D e Innovación Tecnológica por las empresas vascas en 2010, último año del que se disponen datos completos, las deducciones practicadas ascendieron a 185,6 millones de euros, con una caída del 11,2% sobre los 209 millones de euros del ejercicio anterior, según datos contrastados por Bantec Group, consultora especializada en la gestión integral de I+D+i.

Bantec recuerda que hasta el 31 de diciembre hay tiempo de certificar documentalmente las labores de I+D o Innovación Tecnológica desarrolladas por las distintas compañías. Optimice el pago del Impuesto de Sociedades correspondiente al ejercicio en curso. Benefíciese de las desgravaciones que permite la actual legislación. Esta es la idea que Bantec Group  quiere transmitir a todas las empresas con el fin de que utilicen las herramientas que les concede la Ley, las deducciones por I+D e Innovación Tecnológica. Es el momento de hacerlo. Las compañías preparan ya los cierres anuales y, euro arriba euro abajo, conocen los resultados que van a obtener y cuánto tendrán que pagar en concepto del Impuesto de Sociedades.

Una forma que desde Bantec se les propone para minimizar el impacto impositivo consiste en que reflexionen sobre aquellas actividades de I+D o Innovación Tecnológica que han desarrollado, o están haciéndolo, a lo largo del presente año y que todavía no han certificado convenientemente de cara a su desgravación en la próxima declaración de beneficios. Apoyarse en expertos en la materia puede resultar una buena idea, ya que le podrán ayudar tanto a desarrollar dicha reflexión, como a tomar las decisiones convenientemente informadas y a conseguir los certificados oportunos (los Informes Motivados necesarios desde 2008) con el fin de garantizar documentalmente la seguridad jurídica de sus desgravaciones.

Un proyecto, para recibir la consideración de I+D, requiere de la generación de un nuevo conocimiento, es decir, tiene que proporcionar innovaciones o novedades objetivas. En definitiva, debe aportar algún nuevo conocimiento humano en una determinada materia técnica o tecnológica susceptible de ser utilizada para su aplicación en la obtención de mejoras competitivas. Por su parte, una Innovación Tecnológica es algo que sin llegar a ser una novedad mundial, reviste de una cierta mejora las prestaciones de los productos, procesos o servicios existentes en el mercado. En este caso la novedad tiene un carácter más subjetivo.

Informes Motivados, seguridad jurídica y documental

Para responder positivamente a cualquier interpelación de Hacienda sobre las deducciones practicadas, las empresas tienen que disponer de los justificantes legales que aporten la máxima seguridad jurídica reconocida por la legislación. Los Informes Motivados son vinculantes para la Administración Tributaria, consisten en la calificación de las actividades de I+D+i y sus gastos asociados y permiten superar la incertidumbre e inseguridad jurídica.

Además del Territorio Común, competencia de la Agencia Tributaria, en el Estado existen otras cuatro regiones fiscales, correspondientes a otros tantos territorios históricos, Gipuzkoa, Bizkaia, Araba y la Comunidad Foral de Navarra. Todas ellas permiten que las empresas que invierten en determinadas actividades puedan beneficiarse de deducciones en el Impuesto de Sociedades.

Obtener los documentos que avalan la realización de actividades relacionadas con el I+D o la Innovación Tecnológica resulta más fácil confiando dicha labor en una consultora de las características de Bantec, al estar preparada para gestionar la obtención tanto de los Informes Motivados de la SPRI (Agencia de Desarrollo Empresarial del Gobierno Vasco), como los del Departamento de Economía y Hacienda, Industria y Empleo (Dirección General de Empresa e Innovación) del Gobierno de Navarra, los certificados de las empresas certificadoras necesarios en el Territorio Común o los Informes Motivados del Ministerio de Economía y Competitividad.

En Gipuzkoa, Bizkaia y Araba, para acreditar con seguridad jurídica el I+D existen los Informes Motivados de la SPRI. El trámite consiste en presentar el proyecto a la Agencia de Desarrollo Empresarial del Gobierno Vasco y esta valora si lo considera proyecto de I+D o no. Ahora bien, el brazo ejecutor de políticas empresariales del Departamento de Industria del Gobierno Vasco declara no tener competencia para acreditar la Innovación Tecnológica. En definitiva, existe al respecto un vacío legal en Gipuzkoa y en Araba, no así en Bizkaia ya que su Hacienda Foral se ha dotado de BEAZ, una Agencia para la Promoción de la Innovación propia, con potestad reconocida para emitir informes en dicha materia.

En Navarra están en juego 20 millones de euros

El importe que la Comunidad Foral destinará a deducciones para I+D e Innovación Tecnológica asciende en 2012 a aproximadamente 20 millones de euros. Las deducciones por I+D+i, junto con las referidas a inversiones y creación de empleo, representan en torno al 65% del importe del presupuesto de beneficios fiscales en el Impuesto de Sociedades en la Comunidad Foral.

En Navarra, la potestad para emitir los Informes Motivados vinculantes para la Hacienda Foral, tanto en I+D como en Innovación Tecnológica, corresponde al Departamento de Economía y Hacienda, Industria y Empleo a través de su Dirección General de Empresa e Innovación.

La novedad en el caso navarro reside en que en la deducción por la realización de actividades de Innovación Tecnológica se incluye como base de la deducción la contratación a terceros de los Servicios Intensivos en Conocimiento (SIC).

En España 300 millones de euros en deducciones por I+D+i

En 2011 en España se acreditaron inversiones que ofrecieron derechos de deducción por importe de 1.000 millones de euros, de los que las empresas se dedujeron 300 millones de euros. La cifra restante queda a expensas de que las empresas obtengan beneficios los próximos años para su aplicación. Las deducciones por I+D+i, junto con las referidas a inversiones y creación de empleo, representan en torno al 65% del importe del presupuesto de beneficios fiscales en el Impuesto de Sociedades.

Bantec hace público este dato cuando la Comisión Europea acaba de publicar la segunda edición de su estudio comparativo sobre innovación (Innovation Union Scoreboard 2011) que analiza la situación en los 27 países de la UE. El país mejor situado en el Indice de Innovación es Suecia, con un liderazgo indiscutible en preparación de los recursos humanos y financiación y apoyo a la innovación y una puntuación de 0,755 puntos sobre uno. El segundo lugar, corresponde a Dinamarca (0,724) y el tercero a Alemania (0,700), que ocupa el primer puesto en el apartado de empresas innovadoras.

A continuación, aparecen Finlandia (0,691), Bélgica (0,621) y Reino Unido (0,620), así como los Países Bajos (0,596), Luxemburgo (0,595), Austria (0,595), Irlanda (0,582) y Francia (0,558), que superan la media de la UE-27 (0,539) –para conformar un total de once países por encima de ella–. Justo por debajo del promedio, figuran Eslovenia (0,521), Chipre (0,509) y Estonia (0,496).

En los siguientes puestos, se encuentran Italia (0,441), Portugal (0,438) y República Checa (0,436). Entonces, aparece España, lejos de la media y de los países más avanzados en innovación, con una puntuación de 0,406. En este sentido, el IEE subraya que, “lamentablemente”, el país no se encuentra entre los líderes, sino “más bien en el furgón de cola”. Por detrás, se sitúan Hungría (0,352), Grecia (0,343), Malta (0,340), Eslovaquia (0,305), Polonia (0,296), Rumanía (0,263), Lituania (0,255), Bulgaria (0,239) y Letonia (0,230).