Bantec propone el Proyecto Europeo “YouthRural”

– El objetivo es fomentar la creación de negocios,
iniciativas empresariales y empleo en el entorno rural
– El programa piloto contempla la participación de
al menos un 50% de mujeres
– Se calcula que 1,2 millones de jóvenes se encuentran desempleados en el entorno rural de la Unión Europeo
Bantec Group, consultora especializada en la gestión integral del I+D+i, ha propuesto a la Comisión Europea el Proyecto “YouthRural”, enmarcado en el Programa “Progress”, cuyo objetivo consiste en fomentar acciones piloto para mejorar la empleabilidad de los jóvenes a través del emprendizaje en el entorno rural. La iniciativa parte de la Sociedad para el Desarrollo de la Provincia de Burgos (SODEBUR).
El Proyecto “YouthRural” se basa en una metodología capaz de poner en marcha una política que propicie el empleo de jóvenes y que sirva a la Comisión Europea para diseñar una estrategia para el emprendizaje en el entorno rural. En la fase de diagnóstico inicial se han detectado oportunidades en los sectores agroalimentario, aprovechamiento energético (biomasa), turismo rural y procesado de la madera.
De los 26 millones de desempleados existentes en la Unión Europea, 5,7 millones son jóvenes de menos de 25 años, aproximadamente 1,2 millones de los cuales viven en el entorno rural. Hay estimaciones que indican que el desempleo juvenil está costando a la UE hasta 150.000 millones de euros al año, el 1,2 por ciento de PIB.
Bantec realizará la evaluación del proyecto piloto y testará los resultados obtenidos por los diferentes trabajos a desarrollar por otros tantos socios participantes de hasta siete países miembros de la UE, España, Grecia, Lituania, Portugal, República Checa, Rumanía y Chipre.
A través de “YouthRural” se pretende la creación de un Consejo para Jóvenes en el Medio Rural, en el que participen empresas, asociaciones juveniles, universidades, ONGs, organismos públicos de empleo, sindicatos y entidades públicas de dicho entorno, con el objetivo de integrarles en un proceso que irá desde la definición de la política y el desarrollo del proyecto, hasta su implantación, con fecha de finalización prevista en septiembre de 2015.
Los trabajos se articulan a través de la puesta en práctica de una prueba piloto por región. En cada una de ellas participarán 30 jóvenes de hasta 24 años, con la condición de llevar al menos 6 meses en paro y con la participación de al menos un 50% de mujeres. El objetivo consiste en atajar los dos problemas fundamentales del entorno rural europeo, la despoblación y el paro.
En definitiva, el proyecto va dirigido al segmento de población más castigado por el desempleo y que más dificultad tiene para encontrar trabajo. Dada la elevada tasa de paro juvenil existente en la Unión Europea, el Consejo Europeo acaba de aprobar una partida de 6.000 millones de euros del presupuesto para el fomento del empleo juvenil, de los que España recibirá 1.000 millones.
Una vez seleccionados los participantes en cada región, éstos desarrollarán una primera etapa de capacitación y una segunda fase práctica en la que se les proporcionará trabajo en empresas rurales, se les apoyará en su emprendizaje o se les gestionará el intercambio de empleo en otra de las regiones europeas participantes.
De la evolución de las actividades emprendidas se extrapolarán las conclusiones que se elevarán a la Comisión Europea. El fin último es la elaboración de una política de apoyo al empleo de los jóvenes en el entorno rural, que se pueda extender a otros entornos y que defina la forma de actuar y en qué nichos para todo el Viejo Continente, a partir de las experiencias de éxito detectadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *