¿Definimos o no, nuevos indicadores de cara a la estrategia 2020 de la UE?

Esta llegando a su fin la estrategia europea 2010 y ya están comenzando a definirse los próximos pasos de su sucesora de cara al programa 2020. Esta nueva estrategia se enmarca dentro de la peor crisis económica desde 1930, lo que esta haciendo necesario un enfoque crítico de las perspectivas de crecimiento de Europa.

Con este nuevo horizonte temporal, desde la estrategia de innovación de la OECD  se habla de llevarle ventaja al mañana desarrollando nuevas fuentes de crecimiento más sostenibles y basadas en la innovación. En el Consejo Europeo se busca asentar las necesidades que pesan sobre del empleo y volver a centrar esfuerzos en el cambio climático.

Estas estrategias no pueden lanzarse si no van de la mano de metas y objetivos que orienten a los estados miembros sobre el camino a seguir en este nuevo periodo.

Si nos situamos desde un punto de vista más específico, Ann Miltler (directora ejecutiva del Lisbon Council), realiza un exhaustivo análisis sobre el cuidado que hay que tener al establecer cuáles van a ser los indicadores que midan las políticas que se establezcan de cara a 2020.

Y es que no es nada fácil determinar qué es lo que se va a valorar de cada política, ya que estas son las bases a través de las cuales, cada estado, establecerá las líneas estratégicas específicas a seguir para cumplir los objetivos previamente establecidos. Estos organismos son responsables no sólo de ellos mismos sino de todos los ciudadanos de Europa, quienes esperamos nuevas oportunidades y retos de futuro.

El Consejo Europeo ha anunciado que convocará una reunión especial en septiembre de 2010 junto con los Ministros de Asuntos Exteriores de todos los Estados miembros para debatir cómo puede la Unión comprometerse más adecuadamente con sus socios estratégicos sobre las cuestiones mundiales.

En este punto es donde entran en juego la definición o no de nuevos indicadores que midan la actividad de cada estado. Ann Miltler dice muy acertadamente, en su informe, que no es estrictamente necesario desarrollar nuevos indicadores que midan la información sobre lo que sucede cuando estos objetivos son continuamente ignorados (p.ej.: déficit sobre el PIB de cada país). Aunque los objetivos no se hayan cumplido, por muchos países, no significa que haya que quedarse estancado. Por ello se proponen nuevos indicadores. Destacamos algunos englobados dentro del área de innovación y dinamismo del informe de Ann Mitler como son: crecimiento de la productividad, número de personas que encuentran empleo o el ratio de nacimiento/muerte de empresas.

Adjuntamos informe de análisis sobre el estudio de los indicadores de Ann Mitler.

En próximos post os iremos informando de las principales decisiones que nos vayan afectando!

LISBON_COUNCIL_Innovating_Indicators

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *