“El Instrumento PYME es la mayor novedad del Horizonte 2020. Va a ser como una “champions league”, va a acoger a la élite de las empresas”

Jornada celebrada el día 19 de diciembre de 2013 en los locales de ADEGI en colaboración con Bantec bajo el título “Subvención a la innovación de la PYME: Instrumento PYME”.

 Iker Ayerbe, responsable de relaciones con partes interesadas y expertos de la Unidad de Pymes de la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea, intervino bajo el título “Horizon 2020 y las PYMEs. Estructura del Instrumento PYME”.

3 SME support under Horizon 2020_Iker Ayerbe

“Estoy muy contento de estar aquí por el interés de esta jornada, como lo demuestra el hecho de que seáis muchas las empresas que habéis venido a informaros sobre lo que es el Instrumento PYME. Voy a tratar de ser muy pragmático y muy directo. Aunque tal vez muchos de vosotros tengáis experiencia de participación en los programas de financiación europeos, otros muchos seguro que no entendáis o no sepáis exactamente nada al respecto, porque al final hablamos de un universo bastante grande que no ha estado centrado en las empresas y por lo tanto para éstas es bastante complicado entender cuáles pueden ser las áreas de interés para ellos.

 

Horizonte 2020 es la continuación del VII Programa Marco. El presupuesto de la Comisión para los próximos 7 años es de alrededor de un billón de euros, de los que el programa de financiación para la investigación y la innovación en Europa es uno de los principales programas para el crecimiento inclusivo e inteligente en la Unión Europea.

 

Luego hay otro programa importante para las empresas que es el Programa Cosme, cuyo objetivo consiste en propiciar una mejora de la competitividad de las empresas, no relacionado con la innovación.

 

Luego están también los fondos de cohesión muy importantes a nivel regional y que aportan financiación a las empresas.

 

Horizonte 2020 cuenta con más o menos 70.000 millones de euros para proyectos de investigación e innovación. Hay un pequeño cambio sobre el anterior programa marco y es que se engloban tres distintos programas en uno y trata de abordar todos los problemas sociales, empresariales, de la Unión Europea.

 

Una de las cosas más importantes del nuevo Horizonte 2020 es combinar investigación e innovación. Los programas marco anteriores estaban más centrados en la investigación. No había casi innovación, refiriéndome a la investigación aplicada, solucionar problemas realmente, explotar, comercializar proyectos o productos o servicios. Estaba muy centrado en la investigación y que ahora unamos la investigación y la innovación hace que para las empresas sea un programa más atractivo. Porque en líneas generales, en los proyectos colaborativos, también hay una idea de orientar más al impacto de esos proyectos a la posible explotación de esos proyectos que anteriormente, no era el caso y no se tenían en cuenta la explotación del proyecto. Simplemente se tenía en cuenta la investigación.

 

Todo el Horizonte 2020 está centrado en tres prioridades, excelencia, liderazgo industrial y retos sociales. Todas las convocatorias se centran en estas tres áreas.

 

El área de excelencia en general no está muy orientada a lo que son las Pymes, está más orientada a los centros de investigación, a las universidades, porque está más orientada en investigación básica, bastante lejana a lo que es la comercialización y al mercado.

 

La segunda prioridad, el liderazgo industrial, es donde más convocatorias va a haber para las Pymes y para la industria en general. En ésta y en la de retos sociales es donde va a participar el Instrumento Pyme y donde muchos de los proyectos colaborativos van a participar.

 

En el anterior programa Marco teníamos un objetivo político que era que el 15% del presupuesto se dirigiera a las PYMEs. Incluso se ha superado este objetivo porque el 17% del presupuesto se ha dirigido a las Pymes. Pero esto por sí solo no significa que ese dinero haya sido bien utilizado. Lo que se ha conseguido es que la mayoría de los programas colaborativos se exigiera que hubiera Pymes. Pero lo que sabemos de los estudios de impacto realizados es que la mayoría de estas Pymes que participan en los proyectos colaborativos no se beneficiaban mucho del proyecto. Se beneficiaban de poder tener contactos internacionales, de poder crear redes, hacer uso de centros tecnológicos de alta calidad, pero a la hora de explotar o poder medir un impacto del proyecto en sí, había poco que sacar.

 

Uno de los mayores problemas detectados es que a la hora de definir las convocatorias y los proyectos que participaban en las mismas, la explotación, la comercialización no se tenía en cuenta. En general, esto para la industria y para observar el beneficio de estos proyectos resultaba algo bastante negativo.

 

Consideramos que los proyectos colaborativos son interesantes, continuarán, pero necesitamos que la comercialización o la visión de cómo poder comercializar y medir el impacto a través de la comercialización sea algo muy a tener en cuenta en el nuevo programa marco H2020.

 

Analizamos que la mayoría de los participantes de la industria que participaban en los proyectos eran innovadores estratégicos. Con esto quiero decir que en su estrategia no estaba la innovación y por tanto el proyecto en el que estaban participando podía ser innovador, pero no estaba asociado a la estrategia de la empresa.

 

El enfoque era más de investigación y estaba más centrado en las universidades, los centros tecnológicos, y poco peso tenían las empresas.

 

Consideramos que había que hacer algo, crear otro tipo de esquema y de actividades que realmente beneficiara a las empresas y que no supiera un gran impedimento a la hora de participar a las empresas.

 

Con esa visión política de que había que hacer algo para realmente apoyar al tejido industrial y a las Pymes europeas, el Consejo Europeo propuso a la Comisión que investigara cresar un esquema similar al programa SPIR?? Americano, en el que realmente se apoyara a las empresas y no solamente se centrara en la investigación sino que se centrara en la innovación y en la comercialización.

 

Con ese compromiso, desarrollamos el Instrumento PYME que es la mayor novedad de este Horizonte 2020.  Las Pymes pueden colaborar en proyectos colaborativos que continuarán. Dentro de los retos sociales, dentro del liderazgo industrial, habrá diferentes convocatorias en donde las Pymes podrán participar. Tendremos el Instrumento Pyme, y luego tendremos el programa Eurostar que continuará que es un programa que esta coordinado por los estados miembros y que está centrado en Pymes muy jóvenes don una capacidad interna fuerte de investigación. Tendremos también otro tipo de actividades para mejorar la innovación dentro de las empresas, pero a través de intermediarios.

 

Habrá convocatorias para mejorar el servicio que las agencias de innovación ofrecen a las PYMES y luego habrá otra área muy importante, como son los instrumentos financieros en los que el presupuesto será similar al de Instrumento PYME y se quiere que un 30% de ese presupuesto se destine exclusivamente a Pymes. Esos instrumentos financieros serán coordinados por los intermediarios nacionales y regionales. La Comisión pondrá una garantía a manos de los intermediarios, bancos privados u otros intermediarios financieros de los Estados o regiones para que ofrezcan unos servicios, unos créditos y unos préstamos a un tipo de interés muy competitivo y con una garantía cubierta por parte de la Comisión.

 

Luego habrá otras actividades como el intercambio de movilidad de investigadores participando en empresas que será otra de las actividades que podría interesar

 

Y la última que todavía está por definir es como combinar estos instrumentos y las licitaciones públicas y privado-públicas que por ahora está bajo discusión.

 

En el Area de Excelencia podrá haber proyectos colaborativos pero en principio será bastante complicado para las Pymes. Habrá algunas convocatorias, algunas actividades, algunos instrumentos en los que podrán participar  pero en general es más para los centros tecnológicos, las universidades, los investigadores y tal vez industria o empresas más grandes.

 

El objetivo político, en este caso de los retos sociales y de un aparatado de liderazgo industrial, el 20% se desea que esté dirigido a las Pymes y de este presupuesto el 7% es para Instrumento PYME y el 13% para los proyectos colaborativos. Esto nos da que para Instrumento Pyme habrá 2.700 millones de euros y para proyectos colaborativos un poquito menos de 6.000 millones de euros, del 2014 al 2020.

 

Las principales cuestiones que pensamos que son importantes para participar en el Instrumento PYME, a parte de la obtención de un 70% de financiación subvencionada. Este Instrumento Pyme va a ser como una “champions league”, va a acoger a la élite de las empresas. Tenemos que saber que vamos a competir con empresas TOP de Europa. No es un instrumento para todo tipo de empresas. Tiene que ser empresas muy innovadoras, empresas con capacidad y deseo de crecer, es un objetivo principal, el deseo de crecer, el deseo de internacionalizarse y crear más empleos, es algo muy importante, dispondréis de visibilidad a nivel europeo, podréis recibir coaching empresarial que es una de las actividades que consideramos nosotros más importantes dentro de este Instrumento PYME. Y el punto final y muy importante que se está desarrollando es que los beneficiarios del Instrumento PYME, queremos crear un contacto, una ventana privilegiada para poder acceder a los instrumentos financieros a nivel europeo.

 

El Instrumento PYME consta de tres fases. La primera es sencilla. Se requiere presentar un plan de un proyecto reducido, como un mini plan de proyecto. La idea es poder cerciorar que la actividad del proyecto a desarrollar tiene sentido. Hay que acudir por lo tanto con un plan de proyecto muy analizado pero que tal vez requiera de ultimar o comprobar algunos detalles para saber si se puede llevar a cabo o no. Se da una subvención de 50.000 euros fija,  estimamos que su duración será de seis meses y no se fija las actividades a desarrollar. Lo único que se pide es que el resultado sea un plan de negocio basado en el análisis que se haya desarrollado en esos 6 meses. Le llamamos análisis de viabilidad o test de viabilidad.

 

Al final de la fase uno lo que habrá que presentar es un plan de negocio en el que en base a lo que se haya estudiado y analizado, diga este proyecto tiene sentido o no lo tiene. En esta fase no hay que justificar costes. Simplemente hay que explicar cuáles van a ser las actividades, cual va a ser el coste, pero no hay que justificarlo.

 

La fase dos es un desarrollo de proyecto más al uso. Pero también con un objetivo claro de comercialización a dos o tres años vista, dependiendo del tipo de proyecto, del área o del sector en el que se tenga la actividad. La duración estimada son de 12 a 24 meses aunque pueden ser más en determinados casos si está justificado. El importe de financiación es de entre 0,5 y 2,5 millones de euros, aunque puede ser mayor si está justificado. El desarrollo de esta fase es  más al uso como en los anteriores proyectos a nivel europeo. Se tendrá que presentar un plan de actividad, se tendrán que justificar unos costes y posteriormente presentar las facturas de esos costes para poder recibir los pagos.

 

En la fase tres, no habrá financiación directa, serán actividades indirectas.

 

Puntos principales y muy importantes de este instrumento: es para todo tipo de Pymes innovadoras, entendiendo por tales las adscritas a todo tipo de sectores. Nuestra idea es que no marcáramos cuales tienen que ser los topics de la convocatoria. No lo hemos conseguido al 100% este objetivo, pero si hemos conseguido que las convocatorias sean al menos por lo general bastante amplias para poder encajar los proyectos en las convocatorias.

 

Solo Pymes pueden participar. No puede participar ningún otro tipo de organización. Esto no quiere decir que no se pueda subcontratar o no se pueda colaborar con otras organizaciones durante el proyecto, pero será la Pyme la que gestione y lidere el proyecto.

 

La gran novedad o el mayor logro que hemos conseguido es que la participación individual es posible. Si una empresa piensa que debe acudir sola, lo hará sola porque no hay necesidad de formar un consorcio. No queremos poner esa soga en el cuello de una empresa. Queremos que la empresa decida por sí misma como quiere acudir.

 

El programa quiere apoyar a la empresa y no solamente financiar un proyecto. Quiere dar un empujón a aquellas empresas innovadoras que tienen proyectos altamente arriesgados y que no encuentran financiación privada en el mercado y que no encuentran maneras de poder financiarse puedan optar a este instrumento y obtener financiación y apoyo.

 

Una restricción bastante importante que consideramos imprescindible y lógica es que entendemos que la capacidad interna de la Pyme es limitada, que sus áreas de actividad son limitadas y como ya he dicho que este instrumento es la Champions League y busca la excelencia en innovación (no confundir con la excelencia en ciencia), con propuestas muy rompedoras en un mercado europeo y mercado internacional, solo podrá presentarse una propuesta cada vez.

 

Una cosa de las que no estamos muy contentos es que nos han impuesto que las empresas puedan acceder a cualquiera de las fases, se puede acceder desde la fase uno, o directamente a la fase dos o incluso a la fase tres. Nosotros pensamos que tiene más sentido acceder desde la fase uno, para poder cerciorar o mejorar la propuesta y hacerla más sólida para la fase dos y 50.000 euros nunca vienen mal.

 

La financiación puede alcanzar hasta el 70%, salvo en excepciones como es el caso del sector Salud en el que las inversiones requeridas son mucho más altas y los proyectos no solo duran uno o dos años, sino que suelen ser mucho más largos y en estos casos puede haber la posibilidad de que la financiación sea hasta del 100%.

 

El coaching empresarial. Basados en varios estudios a nivel americano sobre todo, los datos reflejan que las empresas que han recibido coaching son bastante más innovadoras que las que no.

 

El coaching principalmente se trata de asesorar sin dar soluciones. Es alguien que tiene la capacidad de escuchar, identificar los problemas y hacer que la persona identifique sus propios problemas. Queremos que haya expertos que puedan tener contacto con el equipo directivo de la empresa en cuestión y que puedan discutir la estrategia de la empresa y la estrategia del proyecto y ver donde pueden estar los puntos débiles,  que necesidades puede tener la empresa, que hay que mejorar, que necesita en recursos humanos, para poder tener éxito y poder crecer. Este tipo de actividades en Europa no se llevan mucho porque no nos gusta enseñar cómo es nuestra empresa por dentro.

 

Esto será voluntario. Cada beneficiario del Instrumento Pyme decidirá si quiere o no quiere este apoyo de coaching empresarial. En la fase uno serán tres días y en la fase dos serán doce días.

 

Se coordinará a través de la EEN (Enterprise Europe Network) y será la red la que coordinará con el beneficiario. Se le ofrecerán tres expertos coaches y la empresa elegirá de estos tres con cual quiere trabajar.

 

Para nosotros lo más duro ha sido hacer un programa accesible a alguien que no ha participado nunca y que no se gana la vida participando en este tipo de proyectos.

 

Para ello hemos dotado el programa de dos características muy destacadas, que la participación única es posible y que la convocatoria sea abierta, no hay fechas de corte, más allá de unas fechas internas para realizar un ranking competitivo, de tal forma que los proyectos que estimemos los mejores en cada fecha, se llevarán la subvención. Pero la convocatoria, como digo estará abierta con tan sólo cuatro fechas de corte internas para elaborar el ranking y ver qué proyectos son los ganadores en cada caso.

 

Dado que en este programa marco la financiación va a ser la misma tanto para las Pymes como para las que no lo son, no vamos a perder el tiempo en la comprobación de si una empresa es Pyme o no lo es, de tal forma que estamos trabajando en un cuestionario on line, que necesitará rellenarlo alguien con conocimiento de toda la estructura de la empresa porque como sabéis la definición de la Pyme de la Comisión Europea tiene una serie de requisitos en ocasiones complicados de analizar. Tiene que tener menos de 250 trabajadores o una cuenta de resultado de “x” dependiendo, y esto es lo sencillo, pero luego incluye si hay participaciones de otras organizaciones y ahí es cuando se complica, en las conexiones con otras empresas y esto se tiene en cuenta y si más del 25% de la empresa es propiedad de otra organización, se tiene en cuenta también la parte proporcional del número de trabajadores y al final puedes pensar que eres una Pyme pero puede ocurrir que para la Comisión no lo seas. El cuestionario, por lo tanto, vendrá a ser una especie de autodeclaración  del participante. Si luego hay una inspección y se demuestra que no eras una Pyme, habrá consecuencias administrativas y se reclamará la devolución del dinero obtenido. Pero este sistema va a ser que sea mucho más fácil para la Pyme registrarse y participar.

 

En las propuestas se valorará mucho más el impacto que la excelencia en ciencia y tecnología. Por lo tanto, todos los proyectos que se envíen tienen que tener muy en cuenta el mercado, tienen que tener un plan de comercialización y una visión clara de que el producto puede ser vendible.

 

La evaluación será remota. Los evaluadores ya no van a tener que ir a Bruselas  a hacer la evaluación. Con esto conseguimos ganar muchos días y hacer algo más rápido.

 

Tenemos el objetivo de que desde la fecha de corte en la fase uno no transcurran más de 90 días hasta la firma del contrato y en fase dos, 180 días.

 

Otra cosa es que en la fase uno, el planteamiento tiene que ser muy sencillo. Para nosotros el reto es la evaluación y valorar una propuesta de 10 páginas es complicado porque sabemos que puede haber propuestas fantásticas que se queden atrás porque sabemos que en 10 páginas tal vez es difícil poder convencer que tu proyecto es fantástico y realizable.

 

Algo muy importante que analizaremos será el equipo. Analizaremos mucho los curriculums y la trayectoria de los participantes y del equipo directivo de la empresa. Con esto no queremos decir que una Start Up, con gente recién salida de la universidad no pueda presentarse a este proyecto. Si pueden. Pero tal vez tengan que demostrar de otra manera que su equipo es sólido. Tal vez tengan que incorporar en el equipo gente más “senior” y gente de otras organizaciones que puedan hacer ver al experto evaluador que el equipo es válido.

 

Por lo tanto, en la fase uno tiene que ser sencillo, una idea general del proyecto que se quiere desarrollar.

 

Terminar la fase uno con la conclusión de que no se puede seguir adelante con el proyecto no significa que no se vaya a recibir la subvención. Esta se recibe parte por adelantado y parte al final.

 

Cualquier propuesta de proyecto tiene que presentarse en inglés y solamente en inglés.

 

En la fase dos, para poder acceder, hay que presentar un plan de negocio de 30 páginas más anexos. Al final de la fase dos tiene que haber un plan de negocio listo para la comercialización. Tiene que mostrar un plan sólido de comercialización, tiene que mostrar tal vez inversores, participantes, clientes, inversores privados que puedan participar en el proyecto, etc…

 

Hay tres factores que tienen que estar unidos, la calidad de implementación, la excelencia en la innovación y el impacto. Un factor muy importante y que nos pusieron los estados miembros para poder tener participación individual es que cualquier proyecto tiene que tener un impacto como mínimo a nivel europeo. No podemos financiar a una empresa si esta empresa quiere competir sólo en un mercado regional o nacional.

 

Para terminar un par de detalles. El acceso a la información de todas las convocatorias hemos procurado hacerlo sencillo.

 

En  este tipo de actividad como el Instrumento Pyme en el que la comercialización es uno de los factores clave, nos vemos en la situación que necesitamos expertos en negocio, en inversión, en marketing, en propiedad intelectual que hoy en día no tenemos en el número suficiente que deseamos. Tenemos muchos expertos pero más orientados en el área de ciencia y para estos proyectos buscaremos un equilibrio entre los evaluadores para que haya expertos en áreas técnicas, científicas, y expertos en áreas de negocio, de marketing, de empresa, de inversión en general. Hago un llamamiento para que aquellos que estimen que tienen la capacidad para ser expertos evaluadores de proyectos del Instrumento PYME nos lo hagáis saber”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *