“En Instrumento Pyme, el proyecto debe ser liderado desde el área de marketing o de ventas más que desde el área de I+D”

Luis Botifoll, Delegado de Bantec en Bruselas, en la Jornada “Instrumento PYME, subvención a la innovación en las Pymes en Horizon 2020”, celebrada el día 4 de abril, organizada por Cebek.

 

“Mi presentación es exclusivamente sobre la Fase dos. Tenemos que describir el proyecto en unas 30 páginas y en esta segunda fase pasamos a lo que se conoce por el concepto de demostración, prototipado, escalado, y adicionalmente puede haber alguna acción de desarrollo.

El tamaño del proyecto es de entre 0,5 millones hasta 2,5 millones y en algunos casos podría ser de hasta 5 millones. La duración del proyecto va entre uno y dos años.

Los aspectos clave consisten en desarrollar un nuevo producto o servicio que ha de ser lanzado al mercado en una fase posterior. Aquí abordamos una fase precomercial.

La excelencia no es científico técnica, como ya se ha dicho. Hablamos de la excelencia de un plan de negocio innovador.

Perdona que te corrija un poco con respecto a tu presentación (refiriéndose a Javier García (CDTI)). No basta con que una empresa quiera crecer, sino que tiene que crecer innovando. Es importante que el modelo que plantee sea innovador.

Este desarrollo tiene que contener un plan de marketing, una estrategia de comercialización y un plan de financiación.

El plan de negocio debe ser un documento que sirva para encontrar financiación privada adicional. Esta es una idea muy importante, que con ese documento puedas ir a un “business angel” o a una empresa de capital riesgo o a un banco o puedas encontrar financiación privada.

La I+D en este caso debería ser el resultado de algunas acciones precomerciales que ya hayamos testado, como por ejemplo, que potenciales clientes soliciten determinados mercados. En la validación nos debemos dar cuenta si conviene reenfocar algún aspecto o redesarrollar algunos temas.

En el caso de que el proyecto no provenga de la Fase uno, se requiere el estudio de viabilidad técnico.

Ya se ha dicho que hay que introducir medidas de protección de la propiedad intelectual, se tiene que convencer con medidas de explotación comercial, tiene que haber una especificación de los resultados del proyecto, incluyendo un plan de comercialización y hay que decir en qué va a consistir ese plan de comercialización en la siguiente fase.

El formato de presentación viene a ser como en el resto del Programa Marco pero resumido.

El 88% del presupuesto de Instrumento Pyme va a ir para la Fase dos. El número de proyectos financiados va a ascender a unos 1.700. Vemos como en Fase uno el presupuesto de financiación va a ser de un 10%, aunque en este caso el número de proyectos financiados se calcula que pueden ser 5.200.

En Fase dos nos encontramos con que el presupuesto de financiación para este año es de 355 millones y el año que viene será significativamente superior e irá en aumento.

El mes de junio se cierra la primera fecha de corte de la Fase uno y por lo que respecta a la Fase dos el calendario se nos retrasa algo y se cerrará la primera fecha de corte en octubre y la segunda en diciembre. El año que viene habrá cuatro convocatorias con cuatro fechas de corte de tipo trimestral.

El plan de trabajo requiere coordinación, acciones de demostración, desde una perspectiva amplia, probar el producto o servicio en condiciones reales, no comerciales, pero si precomerciales tendentes a reproducir lo que pudiera ser la entrada de ese producto, proceso o servicio en el mercado.

Podría tener una acción de desarrollos finales.

Podría haber unas actividades de validación de mercado como parte de acciones tendentes a recabar la opinión de potenciales usuarios. Por ejemplo, acciones del tipo de encuestas, entrevistas, recabar opiniones del mercado con respecto a tu producto, servicio, …

El paquete cinco serían acciones de explotación y plan de negocio. Sería redactar esa versión tres del plan de negocio, enfatizando en la estrategia de comercialización, el plan de financiación, pensando en que este documento pueda servir para acudir a buscar financiación privada.

Algunos consejos. De entrada es preferible seguir todo el ciclo. Es lo que la Comisión quiere. Aunque la Fase uno la tengamos ya medio hecha, es mejor retrasar un poco los planes e intentar entrar desde la Fase uno y no tratar de entrar directamente en la Fase dos, a no ser que lo intentemos ya ahora.

El proyecto debe ser liderado desde el área de marketing o de ventas más que desde el área de I+D. Incluso desde la propia dirección de la empresa. No es tanto un proyecto del que se pueda responsabilizar un departamento más técnico o tecnológico sino que es importante que esté coordinado y dirigido desde un área con visión comercial.

Se puede hacer uso de la subcontratación aunque a la Comisión no le gusta mucho. No es muy partidaria aunque aquí es probable que las evaluaciones sean más laxas con respecto a la subcontratación. A pesar de esto pensamos que es recomendable que ésta no esté por encima del 50%.

Ante la disyuntiva de si un determinado colaborador sea socio o sea subcontratado, de entrada es preferible que sea socio a subcontratista. Socio implica un cierto compromiso, que se solidariza con los resultados y el riesgo que pueda conllevar el propio proyecto.

El enfoque colaborativo es muy fuerte en la Comisión. Seguramente, ante dos proyectos similares, la diferencia la puede marcar el hecho de que uno tenga una cierta base colaborativa frente a otro basado en la subcontratación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *