Horizonte 2020

Instrumentos de financiación europeos enmarcados en el Programa Horizonte 2020

Los principales instrumentos de financiación europeos a los que nos dirigimos son aquellos enmarcados en el Programa Horizonte 2020, con especial mención para Instrumento Pyme y Fast track to innovation, Life y cualquier otro programa orientado a TRL superior a 5

Horizonte 2020 es el programa de la Unión Europea para el apoyo a la Investigación, el Desarrollo y la innovación para el periodo 2014-2020. Propone impulsar el crecimiento y el empleo destinando 80.000 millones de euros para investigación e innovación. Se trata del mayor programa público de inversiones en el mundo, y será fundamental en el desarrollo de la iniciativa emblemática “Unión por la innovación”, dirigida a mejorar, en el marco de la estrategia Europa 2020, la competitividad mundial de Europa H2020

Horizonte 2020 reúne por primera vez en un único programa toda la financiación para actividades de innovación e investigación de la UE. Esto repercute en una simplificación de las gestiones administrativas y da mayor facilidad a los investigadores o a los emprendedores a la hora de solicitar una subvención, presentar un proyecto o justificar los gastos. Con ello se espera, además de la reducción de tiempo y costes, ganar en poder de atracción para investigadores destacados y ampliar el espectro de empresas innovadoras financiadas.

Programa Europa Horizonte 2020
Instrumento PYME

En Bantec nos hemos especializado en prestar servicio a las Pymes que desean dar una proyección internacional a su empresa. Gestionamos sus propuestas europeas competitivas desde el inicio, ayudándoles en su preparación y presentación, trabajando en las fases de negociación y posterior coordinación del proyecto a lo largo de su desarrollo y hasta su conclusión. El fin último es que ningún buen proyecto se quede en la estantería por problemas de financiación. No en vano, las herramientas de financiación europeas hoy existentes facilitan hasta un 70% de subvención a fondo perdido.

Esta especialización nos ha llevado a tener un importante peso específico en Instrumento Pyme, herramienta de financiación europea en la que hemos alcanzado el liderazgo en tasa de éxito, habiendo superado el 40% frente al 9% de la convocatoria.

El perfil de las ayudas diseñadas en el programa europeo Horizon 2020 se ajusta especialmente a la idiosincrasia de las Pymes industriales, más volcadas a la calidad que al precio, que miran al exterior y que presentan una voluntad por desarrollar una innovación práctica.

En su conjunto, el programa H2020 gestionará entre 2014 y 2020 un presupuesto cercano a los 80.000 millones de euros, de los cuales al menos 7.600 millones se destinarán directamente a la concesión de ayudas a las pequeñas y medianas empresas, con una piedra angular, la herramienta bautizada con el nombre de “Instrumento Pyme”, cuyo presupuesto asciende a 2.700 millones de euros.

El Instrumento Pyme se define como un esquema de financiación mediante subvención, que cubrirá la totalidad del ciclo de la innovación, dirigido a proporcionar apoyo a aquellas Pymes tradicionales o innovadoras, que tengan la ambición de crecer, desarrollarse e internacionalizarse, a través de un proyecto de innovación de dimensión europea.

Las Pymes son un vector fundamental para la recuperación del crecimiento y el empleo en Europa, ya que disponen del potencial y la agilidad necesaria para aportar innovaciones tecnológicas revolucionarias y servicios innovadores al mercado, no solo doméstico, sino también europeo o internacional.

Tal y como se recoge en el documento de presentación de la iniciativa del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, CDTI, las Pymes mantienen su lugar clave en la economía europea. Su número supera los 20 millones y representan más del 98% del tejido empresarial europeo. Emplean a una cifra aproximada de 87 millones de personas, dos terceras partes del número de trabajadores en Europa, y generan casi el 60% del valor añadido neto.

Aun así, solo el 25% son internacionalmente activas y la tasa de aquellas que acaban creciendo hasta convertirse en grandes empresas es sensiblemente inferior a la registrada en Estados Unidos.

Por todo ello, el programa europeo de ayudas a las actividades empresariales de I+D, H2020, ha adquirido el compromiso de garantizar una alta participación de las Pymes con el objetivo de ayudarles a convertirse en las multinacionales del mañana.

Para conseguir este ambicioso objetivo, el programa de ayudas aborda su participación con el compromiso de dedicarles al menos el 20% del presupuesto de las áreas de “Retos Sociales” y “Liderazgo en Tecnologías Industriales y Facilitadoras”, unos 7.600 millones de euros, de los cuales 2.700 millones se gestionarán a través del Instrumento Pyme.

Fast track innovation

H2020 presenta para el periodo 2015-2016 la experiencia piloto Fast Track to Innovation (FTI) o vía rápida hacia la innovación. Con un presupuesto bianual de 200 millones de euros, tiene como objetivo reducir a menos de tres años el tiempo de introducción en el mercado de un producto, servicio o proceso. Esta línea de ayudas subvencionará a fondo perdido el 70% de los costes de los proyectos, hasta los 3 millones de euros por acción.

FTI es una herramienta de apoyo a la innovación muy atractivo para las empresas, ya que los proyectos que persigue acelerar deben estar cercanos al mercado (investigación aplicada e innovación), las empresas participantes no estarán obligadas a subcontratar las tareas de I+D y la presentación de propuestas será simplificada. Como en el caso de Instrumento Pyme, FTI va dirigido a empresas que tengan la ambición de crecer, desarrollarse e internacionalizarse a través de un proyecto de negocio de dimensión europea.

Hablamos de proyectos de innovación en colaboración de entre tres y cinco empresas, en contraposición con Instrumento Pyme donde la participación puede ser individual. En los proyectos FTI será obligatoria una participación sustancial del sector industrial para asegurar la rápida asimilación por el mercado. Se requiere la asignación de al menos el 60% del presupuesto a los participantes industriales en el consorcio.