«He visto personas capaces de hacer triunfar una idea mala. Y al revés…»

Entrevista publicada en el Diario Vasco al CEO y Director General de Bantec Group,
Miguel Isaacs. 23/11/2014.

Autora: LIDE AGUIRRE. Foto: JOSE USOZ.

Por su mesa pasan cientos de proyectos empresariales cada día. El suyo propio fue apostar por una idea de futuro antes de que llegaran los competidores. «Como empresario, lo mejor de mi trabajo es crear. Esa sensación de generar una empresa donde no había nada».

«Yo soy una rara avis aquí», reconoce Miguel Isaacs mientras desliza la mirada hacia sus empleados. En ese momento, decenas de personas teclean en sus ordenadores o contestan al teléfono en la que es una oficina amplia y moderna bañada por una luz clara, acogedora.

«Todos son ingenieros industriales menos yo», aclara. La de Isaacs (Pamplona, 1966) es una vida dedicada al emprendizaje. Más concretamente, a la I+D+i. De hecho, ya antes de que la famosa ecuación de la innovación conquistara el mundo profesional y se volviera un ‘must’ en el vocabulario de los empresarios guipuzcoanos más a la última, fundó la consultora Bantec, dedicada a hacerla viable en empresas, centros científico-tecnológicos y administraciones públicas.

– Por su despacho habrán pasado muchos emprendedores y otros tantos proyectos innovadores.

– Sí, asistimos a alrededor de trescientas y pico empresas en sus procesos de innovación. Intentamos ayudarles para que ninguno de sus proyectos de innovación se quede sin financiación.

– No será fácil, la financiación es el hueso duro de las empresas.

– Sí, desde hace alrededor de cuatro o cinco años la obtención de financiación ha sido más difícil, y hemos visto que las propias empresas son las que han tenido que priorizar. Con menos recursos tanto humanos como económicos, se ha visto que en donde antes tenían ‘x’ proyectos ahora tienen menos, donde antes tenían un proyecto de una dimensión determinada pues ahora es menor….

– ¿Qué tipo de empresas utilizan sus servicios?

– Sobre todo las empresas industriales y con producto propio. Nos falta que las empresas que son subcontratistas de terceros tengan realmente un enfoque de I+D mejor u optimizado. Estas empresas son las que realmente creo que catapultarían la capacidad que tenemos en el País Vasco de innovar.

– ¿Cómo es para usted un emprendedor? Trata con muchos…

– Alguien muy proactivo en lo que busca. Y muy perseverante. Y tiene que serlo, porque si no se la da. Un emprendedor suele intentar sacar su proyecto adelante por muchas líneas y no en todas acierta.

– Pero tendrá que tener una visión de negocio que sea acertada, ¿no?

– Sí. Lo que pasas es que también gurús, lo que se dice gurús, no sé yo cuántos hay que te puedan definir con certeza si un ‘business’ va a funcionar o no. Aunque bueno, también es verdad que a base de mucho ver y de saber analizar y de contrastar puedes adivinar que un proyecto será bueno.

– Hombre, ustedes verán un montón de proyectos buenos y malos.
– Sí, los vemos, y al final tienes una trayectoria de análisis de empresas, de casuísticas, de conocer a líderes de esas empresas, que hace que tengas una visión. Pero sobre todo la persona es clave. La verdad es que yo creo que acabas viendo a las personas que son capaces de hacer triunfar una idea mala y a aquellas capaces de destruir una idea buena.

– ¿Cómo es la gente que saca adelante un proyecto malo? ¿Se le ve?

– Al líder se le ve. Yo creo que sí, que se le ve. Si has estado con unos cuantos al final lo distingues. Es una persona que tiene ciertas capacidades innatas para liderar personas, que suele tener una visión mayor que los demás, no sé si mejor, pero mayor; y que actúa con esa visión de manera decidida. Y luego, suelen ser personas con una energía, una vitalidad, un positivismo mayor que el resto, y eso también lo ves. Hay gente que te transmite energía positiva y hay otros que te la pueden comer. Los líderes normalmente transmiten una energía positiva, una vitalidad que te contagia.

Pasos al futuro

Su empresa fue bautizada con las siglas de Business Angel Network Technology, que quizá en el año 2000 sonaran aún a sánscrito, pero que para Miguel Isaacs y su equipo no eran términos desconocidos. Nacido en Pamplona en 1966, Isaacs empezó a mascar términos como innovación y derivados ya en el año 1992, cuando entró de director adjunto en el centro tecnológico CEIT de San Sebastián. Desde entonces su vida laboral ha ido ligada a la creación de empresas, con la fundación de Bantec, la red de business angels Lidera Value y la empresa Olus Tecnologia. Aún así, confiesa que su vocación como empresario fue tardía.

«Hay muchos que ya desde el colegio saben que lo suyo es el mundo de la empresa, pero a mí esa vocación me llegó más tarde. De hecho, estudié Derecho en la Universidad de Navarra, una carrera que en aquel momento me pareció que ofrecía más facetas y más versatilidad, pero cuando la terminé tuve claro que no quería dedicarme al Derecho y que el mundo empresarial era lo que me gustaba. Así que decidí embarcarme en un máster de dos años de administración de empresas».

– ¿Cómo es este trabajo?

– Somos una empresa de servicios, lo que implica que tienes que estar mucho con clientes, detectando sus necesidades antes de que las materialicen, así como con las personas del equipo. Tratas con mucha gente, pero a mí el trato con las personas no me cansa, no me parece, por así decirlo, trabajo. Y luego, al final nosotros nos vendemos a nosotros mismos, damos un servicio personalizado, y es fundamental tener un equipo de personas que hablen el mismo idioma que los clientes (por eso son ingenieros) y que estén comprometidas con su trabajo.

– ¿Y qué diría que es lo mejor de su profesión?

– Como empresario, lo mejor de esta profesión es crear. Empezar desde cero y tener 35 personas que trabajen en esta empresa, para mí eso es lo mejor. Conseguir crear algo creo que es lo que más estimula a un empresario. Y luego lo que más me gusta del día a día es el roce con el cliente, con las personas, con la gente.

– Si pudiera eliminar algo de su trabajo sería…

– Lo rutinario. Todo lo que suponga una rutina a mí es lo que más me cuesta. Y hay partes del trabajo que son rutinarias, siempre. Hay caracteres de personas a los que lo rutinario les genera una tranquilidad, pero a mí me ocurre lo contrario: me genera desasosiego. Yo necesito estar activo, crear, moverme…

– Trata con muchas firmas guipuzcoanas, ¿cómo ve la crisis?

– A lo mejor nosotros tenemos un prisma bueno de la situación, en el sentido de que al final a nuestra empresa llegan las inversiones que hacen el conjunto de unas trescientas empresas. Y esas inversiones te revelan si realmente las empresas tienen nuevos productos o prevén crecer o no, entre otras cosas. Y la realidad es que este último año las inversiones que han realizado han crecido con respecto a los anteriores. Así que el dato que manejamos nosotros es que las empresas están invirtiendo más y están teniendo más pedidos, pero el crecimiento es pequeño aún. Poco a poco…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *