Menos de 1 de cada 100 empresas innovadoras vascas ha internacionalizado su I+D

Según Bantec Estudios, tras haber triunfado en la internacionalización de sus ventas, las empresas vascas deben profundizar en la internacionalización de su I+D

                El número de empresas vascas que han internacionalizado su I+D hasta 2012 asciende a 135, según el trabajo de investigación “La empresa vasca ante el reto de la internacionalización de su I+D”, llevado a cabo por la firma Bantec Estudios. La cifra representa un 9% del total de 1.501 compañías que desarrollan actividades de I+D en Euskadi y el 0,7% de las 18.186 empresas que según Eustat presentan algún rasgo que les permite ser tildadas de innovadoras.

Si el dato lo comparamos con el número de empresas que han internacionalizado sus ventas, es decir, que exportan, vemos como sólo 1 de cada 100 ha seguido el mismo camino para el caso de su Investigación y Desarrollo.

Aunque la cifra de empresas que han internacionalizado su actividad de I+D ha venido creciendo paulatinamente hasta las actuales 135, desde las menos del número redondo de 100 empresas que participaban en proyectos europeos de I+D en los años anteriores a la crisis, todavía está muy lejos de los guarismos alcanzados por el conjunto de compañías vascas en las que sí ha calado el mensaje de que debían salir a vender sus productos y servicios en los mercados exteriores.

El incremento en el número de compañías que han perseguido participar en proyectos europeos se explica, entre otras cosas, por la reducción a la mitad de los recursos públicos puestos a disposición del sector empresarial por parte de la Administración del Estado, tal y como acaba de reflejar un informe de la firma Axesor.

La comparativa autonómica es menos dramática, pero también se ha saldado con menores niveles de ayudas para actividades de I+D a disposición de las empresas. En el ámbito local las ayudas han menguado en casi un 30%, como recoge el presente Análisis de Bantec Estudios, a la espera de que se concrete la mayor asignación de recursos procedente de la flexibilización del techo de déficit autonómico hasta el 1,2%, que concede un margen de 480 millones de euros al Gobierno Vasco, de los cuales el lehendakari Urkullu anunció que 20 millones destinaría a completar los programas de ayuda a la Innovación.

La cifra de empresas vascas que han internacionalizado su I+D resulta ridícula si la comparamos con la de empresas domiciliadas en Euskadi, 184.290 según el último dato ofrecido por Eustat, de las cuales, según los cálculos proporcionados por el servicio de estadísticas, 18.186 empresas vendrían a presentar algún rasgo innovador y de ellas 3.749 tendrían un tamaño suficiente (más de 10 empleados) para emprender actividades de I+D.

En definitiva, la potente internacionalización de la empresa vasca y la importancia que para el tejido empresarial vasco ha cobrado los últimos años su presencia en los mercados exteriores, contrasta con su escasa predisposición a internacionalizar su actividad de Investigación y Desarrollo (I+D).

En honor a la verdad, cabe mencionar que el porcentaje crece significativamente en el caso de despreciar de la estadística a las microempresas (menos de 10 trabajadores), en cuyo caso la proporción de compañías que habrían internacionalizado su I+D sube de manera exponencial.

El número de empresas innovadoras de más de 10 trabajadores asciende en Euskadi, según Eustat, a 3.749, de tal forma que las 135 que han participado en proyectos europeos de Investigación y Desarrollo, alcanzan en este caso una proporción del 3,6%.

Estos datos contrastan con el recientemente ofrecido por el Instituto Vasco de Competitividad Orkestra, de que el número de empresas vascas que han internacionalizado su actividad ha pasado de 7.000 en 2008 a 13.000 el último ejercicio. Si bien resulta llamativo, en este caso, que las exportaciones de Euskadi se han mantenido estables entorno a los 20.000 millones de euros en el periodo de referencia.

Si la cifra de exportaciones vascas se ha mantenido estable (20.303 millones de euros en 2012 frente a 19.888 millones de euros en 2008) y el número de empresas exportadoras se ha doblado (13.000 frente a 7.000), la conclusión es evidente, cada empresa exportadora vende en el exterior la mitad de lo que lo hacía entonces.

      El número de empresas que desarrollan I+D en Euskadi asciende, según Eustat, a 1.501, de las cuales no más del 9% (porcentaje coincidente con el de clientes de Bantec Group que desarrollan estas mismas actividades sobre el total) han participado en proyectos internacionales presentados para su financiación a los programas europeos englobados en el VII Programa Marco. De ahí la cifra ya mencionada de 135 empresas, prácticamente coincidente con el número de grandes empresas vascas (111, con más de 500 trabajadores).

Las empresas innovadoras vascas, a la hora de buscar un apoyo para su I+D, tradicionalmente han mirado más en el ámbito local que en el de los programas europeos. Bantec Estudios llega a esta conclusión de analizar y extrapolar los propios resultados de la consultora. De sus 242 clientes activos en Euskadi, 22 han presentado, en solitario o formando parte de algún consorcio, proyectos en los programas europeos, es decir, el 9%.

En opinión del Socio Director General de Bantec Group, Miguel Isaacs, “la internacionalización de la I+D no sólo consiste en buscar financiación de los programas europeos, sino en el desarrollo de productos o procesos en colaboración con proveedores, clientes y agentes externos, universidades, centros tecnológicos de referencia punteros. Se trata de colaborar con los mejores de Europa. Esa complejidad va a conseguir que el grado de innovación sea mayor y su resultado le va a dotar de una mayor competitividad”.

 “En Europa la apuesta por la I+D es segura”, afirma Miguel Isaacs, animando a las Pymes vascas a emprender el camino de la internacionalización de sus proyectos de Investigación y Desarrollo. “Hemos triunfado en inculcarles la necesidad de internacionalizar su actividad, de salir a buscar mercados exteriores en los que colocar sus productos y servicios. La evolución en el número de empresas exportadoras y las cifras de la balanza comercial así lo atestiguan. El siguiente paso es convencerles de que emprendan el camino de la internacionalización de su I+D”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *